Las mascarillas podrían se obligatorias en espacios cerrados en la fase 1 en la Comunidad de Madrid

0

El Consejo de Gobierno aprobó este miércoles solicitar al Ministerio de Sanidad que la región pase a la siguiente fase, y pedirá el uso obligatorio de la mascarilla en espacios cerrados y que sea recomendable en la calle.

El sindicato SATSE Madrid considera precipitado el cambio de fase y cree que no podrá hacer frente a otra crisis por COVID-19.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso apuntó en la mañana del martes a que la Comunidad de Madrid no pediría al Ministerio de Sanidad entrar en la fase 1 de la desescalada mientras que su vicepresidente, Ignacio Aguado, sí apostaba por eso, algo que finalmente sucedió, pese a que la región sigue liderando las estadísticas de fallecidos y contagiados con coronavirus aunque con un descenso de las cifras.

De esta forma, el Gobierno regional presentará este jueves el informe con las capacidades estratégicas sanitarias que debe analizar el equipo de 12 personas elegido por Sanidad, teniendo en cuenta los requisitos establecidos: disponer o poder disponer en cinco días de entre 1,5 y 2 camas de UCI y entre 37 y 49 hospitalarias para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes. El sábado el Ministerio anunciará qué comunidades autónomas avanzan de fase.

Los argumentos de Madrid son la «capacidad más que suficiente» en los hospitales para atender a pacientes, con IFEMA en la recámara para habilitar hasta 5.500. También apuesta por la obligatoriedad de usar mascarillas en todos los espacios cerrados, no sólo en el transporte público y por realizar test masivos empezando por los sanitarios y extendiéndolos luego al resto de la población.

Este jueves Ayuso ha explicado en la Asamblea de Madrid que va a pedir el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados y recomendable en la vía pública. Además, ha adelantado que están analizando si el aire acondicionado es «un vehículo transmisor del virus» de cara a otras medidas en el transporte y espacios cerrado.

SATSE

No lo ven así en el sindicato de Enfermería SATSE, que consideran que esa decisión es “prematura y precipitada” ya que que “ni los profesionales ni las infraestructuras serían capaces de asumir una nueva escalada en caso de aumentar significativamente los casos de COVID-19 en nuestra región”.

En ese sentido se muestran partidarios de permanecer un tiempo en la fase 0 para prepararse al salto a la 1. «La Atención Primaria, la que ha de liderar esta desescalada, sigue con la misma dinámica de funcionamiento y con los mismos profesionales que antes de iniciarse la pandemia y así no podremos atender y hacer un seguimiento correcto de los pacientes que van a demandar nuestros cuidados. Son necesarios muchos miles de profesionales, especialmente de Enfermería, y aún nadie nos ha comunicado cuándo y dónde se van a incorporar”.

Este miércoles el Gobierno regional aprobó el plan que tiene para los centros de salud en esta fase de transición, en la que prioriza la asistencia telefónica, domiciliaria y la presencial «escalonada». 

SATSE considera que «hay que hacer un trabajo sanitario previo de acople y organización a la nueva realidad, especialmente en Primaria, y no pretender que seamos los profesionales (como ha ocurrido hasta ahora) los que nos organicemos y seamos los que ofrezcamos soluciones, especialmente si la dotación de medios tanto materiales como humanos no es la correcta”.

Finalmente, piden que todas las comunidades autónomas mantengan las plantillas de enfermeros existentes al inicio de la pandemia, ya que deben estar «bien preparadas» para la posibilidad de nuevos repuntes de la enfermedad y para que se puedan reducir las listas de espera de otras patologías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here