Detenidos los integrantes de un grupo que robó en 39 establecimientos de Majadahonda y Villanueva de la Cañada

0

Formado por cuatro miembros con un amplio historial delictivo sumando entre todos ellos más de 200 hechos por actos relacionados contra el patrimonio y contra la salud pública.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al puesto principal de Majadahonda, apoyados por el Equipo de Policía Judicial de esa localidad y por agentes de Policía Local han logrado, en el marco de la ‘Operación Ferro Cortadas’ la detención de cuatro personas que formaban un grupo criminal especializado en robos con fuerza en establecimientos públicos de Majadahonda y Villanueva de la Cañada. Predominaban bares, restaurantes, farmacias, talleres y tiendas de alimentación.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre, cuando se recibieron varias denuncias en el cuartel de la Guardia Civil de Majadahonda de ciudadanos que manifestaron haber sido víctimas de un robo con fuerza en sus establecimientos públicos  tras forzarles o fracturarles las cerraduras de los accesos.

El análisis de las diferentes denuncias y el avance de la investigación hizo sospechar a los agentes  que detrás de los diferentes robos  se encontraba un mismo grupo delictivo y que siempre seguían un mismo modo de actuar.

Tras identificar a uno de los autores, que resultó ser un delincuente habitual de la zona, se llegó hasta los otros tres componentes del grupo y hasta una vivienda situada en Majadahonda, que utilizaban como centro de operaciones  y en la que almacenaban los efectos robados.

Una vez que elegían el establecimiento idóneo, los encartados consumaban sus acciones en dos fases. En la primera verificaban que no hubiera ninguna patrulla policial en las inmediaciones y en la segunda realizaban el robo propiamente dicho, siempre siguiendo el mismo patrón de actuación: un componente realizaba la intrusión en el establecimiento tras forzar o fracturar los accesos haciéndose en escasos minutos con el dinero de las cajas registradoras o incluso arrancándolas. Mientras, el resto de miembros daban seguridad en las inmediaciones para evitar ser sorprendidos. Si a su paso se encontraban efectos electrónicos o informáticos de valor, no dudaban en hacerse con ellos.

Con el fin de no ser relacionados entre ellos y dificultar la labor policial se intercambiaban las funciones en cada robo. Además, la investigación ha constatado su voraz actividad delictiva, llegando a cometer en una misma noche varios robos con fuerza en diferentes localidades.

Por todo ello en un dispositivo conjunto con personal del Equipo de Policía Judicial de Majadahonda y por efectivos de Policía Local, los agentes del Área de Investigación lograron la detención de los cuatro. Realizaron también una entrada y registro en la vivienda que utilizaban como base de operaciones y en la que fueron intervenidas varias herramientas para realizar los forzamientos de las puertas y violentar las cajas registradoras.

Los detenidos son cuatro hombres de origen magrebí con edades comprendidas entre los 23 y 37 años de edad, que suman más de 200 hechos delictivos entre los cuatro por delitos relacionados contra el patrimonio y contra la salud pública, y a quienes por estos hechos se les imputa un delito de pertenencia a grupo criminal y 39 delitos de robo con fuerza.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here