Cerca de 16.000 personas de la Comunidad de Madrid utilizan la teleasistencia de Cruz Roja

0

teleasistencia Cruz Roja Comunidad de Madrid teleasistencia boadilla del monteDurante el último año ha habido 549.000 interacciones entre los usuarios y el personal en situaciones de emergencia, movilización de recursos y acompañamiento.

En la Comunidad de Madrid, la teleasistencia domiciliaria y móvil de Cruz Roja atendió a unas 16.000 personas durante el último año. Han realizado cerca de 549.000 interacciones entre el personal que atiende el servicio y las personas usuarias. De ellas, más de 187.000 correspondieron a alarmas recibidas en el centro de coordinación (9.732 de emergencia sanitaria; 7.016 en las que fue necesaria la movilización de recursos, y 1.738 de índole social, es decir, solicitando información o acompañamiento).

Tal y como contó Boadilladigital, entre los vecinos de Boadilla del Monte se incrementó un 21 por ciento, ya que en 2020 representaban un 19,40 % de los usuarios de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja Sierra Oeste.

En el conjunto de España, 142.912 personas se han beneficiado de este servicio y las interacciones ascendieron en este mismo período a 10.880.600, de las que 5.400.0000 se generaron en situaciones de emergencia.

Funcionamiento y otros colectivos

En función de la persona y sus necesidades, se puede recurrir a distintos tipos de teleasistencia. Dispone de cuatro grandes bloques en constante desarrollo: el autocuidado y prevención de ‘Cuidate+’, el servicio de localización ‘LoPe’, la ‘Teleasistencia domiciliaria’, y la ‘Teleasistencia móvil: + Independencia’. Además, existe el servicio de aplicación móvil pensado para quienes, ante una emergencia, quieren contar con ayuda inmediata y localización.

En todos ellos existe un pulsador que conecta directamente a la persona, desde cualquier estancia de la vivienda, con el personal de Cruz Roja. Puede llevarse colgado o en la muñeca, e incluso puede mojarse. En caso de emergencia, los profesionales autorizados acceden al domicilio, agilizando la atención y minimizando los daños. Además, es un servicio de compañía a todas horas, todos los días. Incluye contacto continuado, seguimiento, localización geográfica, recordatorio de medicación o citas médicas, unidad móvil e incluso custodia de llaves. 

La organización ha mencionado la importancia de la red de personas que dan apoyo emocional y acompañamiento en el día a día. “Muchas personas mayores están solas en casa, y nosotros les llamamos periódicamente para ver cómo están”, ha destacado una operadora del Centro de Operaciones de Cruz Roja. 

Han explicado también que no solo es una medida que utilicen personas mayores. También se puede ofrecer a mujeres que sufren violencia de género, personas con enfermedades crónicas, personas que han sufrido un accidente u operación, personas cuidadoras, mujeres embarazadas, adolescentes, deportistas o cualquiera que se encuentre en situación de soledad. 

La tecnología y el servicio prestados están sujetos a normas UNE y auditorías, que buscan asegurar que cuando se necesite todo funcione. Además, la página web de teleasistencia de Cruz Roja ya cuenta con una versión accesible para personas con dificultades visuales o auditivas.

Objetivos

El objetivo de Cruz Roja es transformar la situación en la que se encuentra una persona, no solo en su asistencia. Saber cómo se encuentra, ayudarla y prevenir y detectar otras necesidades puede evitar riesgos a la salud, y permite estudiar nuevas alternativas tecnológicas que hagan a las personas más autónomas y menos vulnerables.

Su mayor apuesta es estudiar las necesidades de quienes usan estos dispositivos. “Pensemos, por ejemplo, en alguien que tiene un servicio que incluye la monitorización de sus rutinas. Si una noche se despierta para ir al baño, pero tarda mucho en regresar a la cama, podría significar que se ha caído. Entonces, sin que la persona tenga que activar ningún pulsador, el sistema avisaría proactivamente, aunque la persona no portara el botón rojo”, ha explicado el director del área de Servicios Tecnológicos digitales, Carlos Capataz.

En la década de los 90 este servicio de teleasistencia fue pionero en empezar a trabajar con estos dispositivos. Desde la organización han apuntado a que, desde entonces, el salto tecnológico de los terminales es significativo, “pero la base sigue siendo cubrir las necesidades de las personas vulnerables, de forma eficiente, aportando valor para vivir la vida, y siendo sostenibles”.

Innovación tecnológica

Cruz Roja ha explicado que para las personas mayores, la pandemia ha supuesto nuevos retos, como el acceso a la información adaptada, el contacto con el exterior o la distancia con el mundo digital. Por eso, han propuesto proyectos como la virtualización del seguimiento mediante el Centro de Contacto y su servicio multicanal o la habilitación de una línea 900 para el apoyo psicológico. También la adaptación del servicio de teleasistencia, incorporando termómetros digitales o pulsioxímetros inalámbricos para hacer el seguimiento de personas convalecientes y reducir el riesgo de contagio, elaboración de guías y contenidos adaptados.

Además, han habilitado un espacio de Open Data accesible a todo el mundo, y una inmersión en la tecnología de los asistentes de voz con la creación una skill específica sobre la Covid-19 con contenidos adaptados para las personas mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here