El exalcalde de Boadilla del Monte condenado a más de 36 años de cárcel por la trama ‘Gürtel’

0
Panero Boadilla del Monte Arturo Gonzalez Panero exalcalde de Boadilla del Monte del PP
Arturo González Panero.

La Audiencia Nacional responsabiliza a Arturo González Panero de 18 delitos relacionados con los «beneficios ilícitos» del Partido Popular (PP) en la localidad.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado al exregidor Arturo González Panero (alcalde de Boadilla del Monte entre 1999 y 2009) a 36 años y 11 meses de cárcel y multass que superan los seis millones de euros, según adelantó el pasado viernes Europa Press. Se le imputan 18 delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo, fraude a las administraciones públicas, falsedad documental en el documento mercantil, tráfico de influencias, blanqueo y malversación de caudales públicos. Es la mayor pena en el actual juicio por las actuaciones de la trama ‘Gürtel’ en el municipio.

El tribunal ha considerado que Panero “no era un funcionario más, sino la cabeza del Consistorio durante dos legislativas”. Han destacado la “defraudación de la confianza” que utilizó para su enriquecimiento personal y “la peligrosidad” para la administración pública que lideraba.

Asimismo, desde la Audiencia Nacional han remarcado que no declaró con la “veracidad suficiente” y utilidad necesarias. “Negó su participación en los hechos en seis declaraciones que realizó en la fase de instrucción y no fue hasta días antes del inicio del juicio en que presentó un escrito anunciando un reconocimiento de hechos”.

Sentencia para el Partido Popular

El documento, de más de 300 páginas, es la tercera condena al Partido Popular sobre esta trama, 13 años después de la detención de sus miembros. La primera fue por sus primeras acciones en Pozuelo de Alarcón y Majadahonda y la segunda por la caja B del partido.

En conjunto, en esta ocasión el PP deberá abonar más de 204.000 euros por participar en las actuaciones de la ‘Gürtel’ en Boadilla. En total hay 23 condenados, entre ellos el líder de la trama, Francisco Correa y el número dos, Pablo Crespo, además de varios empresarios y los gerentes de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda.

La Audiencia Nacional ha remarcado que el PP obtuvo un beneficio “evidente” de forma ilícita mediante la red de la ‘Gürtel’. El lucro se obtenía mediante la adjudicación de obras o contrataciones directas a empresas del grupo Correa. Estos pagos sirvieron para «sostener la organización» e implicaron un menor gasto en el partido en Boadilla del Monte y las campañas y precampañas de 2003 y 2007. Además, han indicado que existía un «colchón» de remanente que indicaba que era el Grupo Correa y no el PP quien lo estaba sufragando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here