¿Cómo cuidar el pelo en verano?

0

El cabello es otro aspecto de la salud, no se limita sólo a lo estético, si no lo tratamos es menos propenso a caerse y a deteriorarse con los agentes externos y los inadecuados factores nutricionales.

Durante todo el año es recomendable hacer uso de productos que lo nutran, pero ¿por qué cuidar el pelo en verano es tan importante y qué se puede hacer para ello?

No es noticia que el sol, el cloro y la sal, perjudican gravemente la melena, la resecan y la queman. Esto pasa durante todo el año, pero debemos tener en cuenta que son estos meses los que más nos exponemos a estos factores.

Muchas veces es posible que se crea que el champú y la mascarilla del supermercado harán milagros, reparando todo el daño que recibe el pelo; o bien que una visita a la peluquería podrá revertir los efectos de largas horas al sol, del mar a la piscina y de la piscina al mar. El cabello necesita más que eso para estar sano, hidratado y bonito.

Según explica la tricóloga, dermatóloga especializada en el campo del pelo, Claudia Bernárdez, durante el verano es fundamental hidratar el pelo a cualquier hora del día, con ello evitaríamos que se queme. Además, comenta, que no es algo exclusivo para aquellos que tengan una larga cabellera, el cuidado se extiende a todo tipo de cortes y personas.

Fuerte e hidratado

Existen diferentes productos y métodos. Para elegir bien uno debe asegurarse de que no es «fotosensibilizante», puesto que esto no protegerá en absoluto del sol y sus efectos negativos.

En la playa, se puede hacer uso del mismo aceite protector que usamos para el cuerpo. Sin duda lo grasa de estos es muy nutritiva y evita quemaduras en la cabellera.

Si el lector no va a la playa pero sí va a estar expuesto al sol, existen otros productos, como cremas o fluidos sin aclarado, que evitan la sensación de llevarlo sucio y grasiento.

Para garantizar que estamos usando una buena elaboración, no hace falta acudir a un dermatólogo, los peluqueros están muy formados en la materia, conocen diversos productos y suelen estar dispuestos a asesorar con el cuidado del cabello. Eso sí, ninguno recomendará que compres en el supermercado.

Casero

Otra de las opciones para cuidar el pelo es elaborar mascarillas en casa a base de productos naturales y aceites esenciales como el de coco, el de oliva mezclado con avena, el de lavanda, entre otros; dejándolos actuar 10 minutos dos o tres veces en semana, lo que ayudará a que se vea más cuidado y brillante.

El aloe vera, por ejemplo, puede servir de base y luego añadir avena molida o aceite esencial de almendra que aportan, entre otras cosas, grasas natrales para fortalecer el cabello. Además, la última también protege del sol, por lo que su utilidad no se limita a mascarilla casera. También hay que tener en cuenta además la forma con la que aplicamos todos los productos; no es lo mismo extenderlo de manera uniforme de medios a puntas que hacerlo sin precaución. Ir de mechón en mechón dará mejor resultado, puesto que se garantiza un mejor reparto.

Y si uno se anima con el cuidado doméstico del pelo, también puede cuidarse la piel con diferentes remedios naturales y fáciles de elaborar en su hogar.

Otra recomendación de profesionales es cortar las puntas dañadas, antes y después del verano, de esta manera evitaremos que la parte de pelo perjudicado afecte a todo el mechón.

Por último no hay que olvidar la importancia de una buena alimentación, ya que la parte nutricional es esencial para que internamente el cabello esté fuerte desde la raíz, lo que ayudará a combatir la agresividad de los factores externos propios del verano. En este sentido, es aconsejable reforzarnos con la ayuda de complementos vitamínicos y visitar a un médico para que, mediante los resultados de una analítica determinada, sepa cuáles de ellos necesitamos.

Cristina Orbañanos 

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here