Infringir el toque de queda y el confinamiento, principales causas de denuncias de la Policía Local de Boadilla del Monte por restricciones COVID-19

0

Los agentes tramitaron el pasado año 2.608 denuncias relacionadas con restricciones por la pandemia, según datos de la Memoria de la Policía Local 2020. 

Del total de denuncias relacionadas con las restricciones, 827 fueron por infringir el toque de queda, seguidas de 778 relativas a incumplimiento del confinamiento y 505 por no utilizar la mascarilla. Loa agentes policiales atendieron 2.229 llamadas telefónicas relacionadas con dudas sobre la normativa anti-COVID-19.

La memoria incluye también las actuaciones desarrolladas por las unidades de Tráfico y Seguridad Vial, Policía Judicial, Protección a las Víctimas de Violencia de Género y Mediación Policial. El cuerpo tiene 107 agentes y una ratio de 1,78 por cada mil habitantes.

Por tipología, las intervenciones más numerosas fueron a requerimiento, molestias en viviendas, locales o vía pública (1.121); infracciones de tráfico (545); animales sueltos o extraviados (496); personas o vehículos en situación sospechosa para la persona que llama (296); persona herida o enferma (286). De oficio, controles de seguridad (948); patrullas por zonas comerciales (155); controles en colaboración con la DGT (661); identificación y propuesta de sanción (501); control de ordenanzas (452).

En materia de Seguridad, en 2020 se realizaron 2.074 actuaciones de vigilancia en zonas comerciales, parques, colegios y urbanizaciones; 948 controles; patrullas a pie, 755.

La Unidad de Protección a Víctimas de Violencia de Género gestionó 36 casos en 2020. El Consistorio ha recalcado en una nota que como consecuencia del estado de alarma decretado en el mes de marzo del año pasado «se intensificó el seguimiento telefónico de las mujeres víctimas, siguiendo instrucciones de la Secretaría de Estado de Seguridad» (483 llamadas). Además, realizaron 342 entrevistas con víctimas; vigilancias en domicilios, centros escolares y lugares de trabajo (929); valoración periódica de riesgos (166); intervención con agresores (6); acompañamientos a víctima a distintos trámites judiciales (4); remisión de diligencias a Juzgados u organismos oficiales (20); colaboraciones con otros cuerpos de seguridad (20).

En cuanto a la Policía Judicial, en 2020 llevaron a cabo 185 registros de novedades en referencia a sus actuaciones (control de ordenanzas, de consumo de alcohol y drogas, prevención de hurtos en el interior de vehículos, etc); 4 atestados por distintos tipos penales; 16 oficios para resolución de órdenes de otros organismos; y 11 informes.

En lo relativo a tráfico y seguridad Vial, los policías interpusieron 8.190 denuncias, la mayoría de ellas por exceso de velocidad detectada con el radar (2.905) y por estacionamiento en zona azul (2.491). Las calles en las que más se producen son la avenida Infante D. Luis y avenida Siglo XXI.

Entre las campañas recomendadas por la DGT se incluyen las de control de cinturón (348), alcoholemia (268), distracciones al volante (353), velocidad (383), control de camiones/furgonetas (183) y condiciones de los vehículos ( 257).

En lo relativo a los accidentes, no se ha producido ningún fallecimiento ni herido grave por esta causa.

Agentes Tutores

Por su parte, la Unidad de Agentes Tutores, que recibió este jueves la visita del alcalde, Javier Úbeda, y de la edil de Seguridad, Sara de la Varga, impartieron 1.200 sesiones formativas dirigidas a 6.864 alumnos de todos los centros educativos de la localidad. Muchas de estas se ofrecieron online, como consecuencia de la reducción de clases presenciales por el COVID-19.

Los temas que abordan en las charlas con los alumnos, entre 5º de Primaria y 4º de ESO, se refieren a educación vial, redes sociales, acoso escolar o consumo de drogas. Asimismo, los profesores también son instruidos en redes sociales y acoso escolar con el fin de que dispongan de conocimientos adecuados para detectar y abordar estos problemas en sus clases.

En cuanto a actuaciones, los policías de esta unidad realizaron 228 intervenciones con menores y mantuvieron entrevistas con alumnos y padres (124), así como con directores de los centros (157). Entre las principales intervenciones destacan 44 por violencia escolar, 26 por incidencias en las redes sociales; 24 por absentismo; 22 por acoso escolar; 19 derivaciones de menores a Servicios Sociales; 14 asistencias sanitarias; y 12 mediaciones entre alumnos.

La Unidad del Menor, por su parte, realizó 20 actuaciones relativas a expedientes de protección (2); expedientes de reforma (4), temas relacionados con mal uso de las redes sociales y colocación de obstáculos en la vía; oficios judiciales (2); informes/oficios (4), por drogas, conflicto en el entorno familiar, sustracción y coacciones por las redes sociales; derivaciones a Servicios Sociales (8), por posible desamparo; violencia doméstica; menor conflictivo en  el entorno familiar; posible riesgo de exclusión social; menor conflictivo/intoxicación etílica.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here