Aumentan las intervenciones de los agentes tutores de la Policía Local de Boadilla del Monte

0

Así lo han contado los agentes a Boadilladigital, que ha compartido unas horas con esta unidad policial, en una de sus charlas diarias en un centro educativo y han explicado qué tareas desempeñan.

El responsable de la unidad, Julián Martínez, asegura que las incidencias han aumentado, principalmente las relacionadas con el mal uso de las Redes Sociales.

Es jueves por la mañana. Poco antes de las 09.00 horas los agentes tutores de Boadilla del Monte ya tienen todo listo para emprender la jornada. Boadilladigital queda con ellos en su sede, en la calle Isabel II, 26, en el edificio de Protección Civil.

Actualmente, la unidad está formada por Julián Martínez, el jefe de la misma, Amelia, Rafa y José, todos ellos con 20 años o más de servicio. El responsable, que ostenta este cargo desde que se creó en el curso escolar 2010-2011, explica que inicialmente había un miembro menos, pero cuatro años después fue necesario aumentarla debido a la gran demanda, y aún así están desbordados, confiesa.

Esta afirmación la ha hecho en el coche patrulla de camino al colegio Trinity College. Hoy toca impartir unas charlas sobre acoso escolar a alumnos de sexto de Primaria y primero de la ESO. Esta vez los encargados de realizar las exposiciones son Amelia y Rafa, mientras que José se ha quedado en la oficina realizando otras tareas.

Ellos mismos preparan los temas de las conferencias que imparten a los 14 centros educativos que hay en el municipio. Las sesiones son variadas y generalmente se centran en seguridad vial, acoso escolar, violencia de género y uso de Redes Sociales.

La unidad de Agentes tutores se creó en el curso 2010-2011 con tres miembros, actualmente la componen cuatro

Una vez en la entrada del colegio Trinity College, las madres que aún están en la puerta saludan a los agentes. Ya hay confianza, los policías llevan varios años desempeñando esta labor en los colegios del municipio, y por ello en cierto modo a cada uno se le considera como un miembro más de la comunidad educativa. Así lo corroborará después el director del centro, Santiago López Navia.

Tras ser recibidos por los educadores del colegio, Amelia y Rafa se dirigen a las clases correspondientes para realizar las exposiciones a los alumnos. Los chicos están muy atentos. Se les nota en la cara. En gran parte, se debe a que los dos agentes saben hacerlo, usan un lenguaje cercano a los chavales, les dicen las cosas claras y con autoridad, pero al mismo tiempo con templanza. Son unos profesionales y los oyentes lo perciben.

Más incidencias y mal uso de Redes Sociales

Mientras los dos agentes terminan de dar la conferencia, Julián Martínez cuenta que han notado un incremento de las incidencias:

“Este año se han producido ya más incidentes respecto al año pasado por estas fechas, -asegura el responsable de la unidad-. No sabemos exactamente el porqué. Lo cierto es que todos los años presentamos un informe de todo lo que ha acontecido, y llevamos una estadística de qué casos se han dado más o menos. En un principio creemos que las intervenciones han ascendido porque el nivel poblacional de escolares ha aumentado y los que eran pequeños han ido creciendo y ya tienen acceso a todo lo que tiene que ver, por ejemplo, con las Redes Sociales, lo que da pie para que se incrementen los avisos de este tipo”.

 En un principio creemos que las intervenciones han ascendido porque el nivel poblacional de escolares ha aumentado

En general, es un municipio tranquilo. La comunidad escolar está formada por unos 14.000 alumnos, de modo que siempre se tiene que dar algún contratiempo, aunque no es la tónica general. Lo que más se está detectando, sobre todo, es un mal uso de las Redes Sociales. “Estas incidencias son continuas. Hoy día no hay chaval que no tenga un móvil o una tableta con acceso a Internet, o incluso una X-Box o Play Station, con las que se pueden también acceder a la Red y a chats”.

En este sentido, el agente aconseja a los padres que no hay que prohibir sino educar y enseñarles cuáles son los riesgos de las Redes Sociales. “Y a los chavales siempre les decimos que no hagan en los medios online, aquello que no harían en su vida offline. Por ejemplo, si tú no vas en bikini o bañador por la calle, no enseñes tus fotos a desconocidos en Internet, ya que estás haciendo lo mismo”.

El papel de los agentes tutores en la educación de menores

La labor de los agentes tutores es ejemplar para el director del colegio Trinity College, Santiago López Navia. “Cumplen una función educativa desde el punto de vista preventivo y contribuyen a reforzar algo que conviene y que en los últimos años se ha visto disminuido, como es la autoridad del profesor y del centro educativo. El papel del agente tutor es determinante. Son personas de confianza, de autoridad y representan la proximidad a los ciudadanos de un cuerpo de seguridad que sirve a la Constitución”.

Para nuestros alumnos son como una especie de superhéroes porque son personas que nos ayudan, nos aconsejan, nos dan ejemplo”.

El director asevera que hay una gran satisfacción en los alumnos y padres por haber incorporado a su centro el programa de actividades de los agentes tutores de Boadilla del Monte. Además, ya los consideran como “personal de la casa”.  “Para nuestros alumnos son como una especie de superhéroes porque son personas que nos ayudan, nos aconsejan, nos dan ejemplo. Estamos muy satisfechos”.

De hecho, cuenta que en alguna ocasión, de forma puntual, han tenido que solicitar la presencia del agente tutor más allá del programa: “El año pasado tuvimos una contingencia de disciplina en la que requisamos a un alumno un objeto prohibido por la ley. Lo hablé con ellos, y Rafa se ofreció para explicarle por qué no podía tener ese objeto. Citamos al alumno, después de advertir a sus padres. El agente, con una delicadeza extraordinaria y a la par con una gran autoridad, dos fuerzas de equilibrio que tienen estas personas, hizo entender al alumno que el uso de ese objeto estaba especialmente prohibido por la ley y, por ende, cómo estaba en riesgo su seguridad”.

Más allá de labores preventivas

Los agentes de Boadilla, además de realizar labores preventivas atienden las circunstancias diarias que puedan presentarse en el entorno escolar.  Así lo indica Julián: “Abordamos cualquier problema que se pueda dar. Nosotros intervenimos si el colegio lo requiere. Luego damos también  sesiones a padres sobre acoso escolar y el uso de Redes Sociales Y a profesores fundamentalmente de acoso escolar.

Hacemos vigilancia de entorno, comprobamos que no haya venta de estupefacientes y que sea un entorno seguro. También se trabaja de forma coordinada con el policía del menor”.

El responsable de la unidad de los agentes tutores de Boadilla del Monte, considera que es un trabajo agradecido desde el momento en que muchos de los chavales con los que tratan les saludan por las calles del municipio incluso cuando no están de servicio. “Nos paran y nos cuentan cosas. Además, cuando hacemos entrevistas de forma reservada comparten muchas más cosas. Al final, les ayudas y ellos te lo devuelven”.

Así es resumidamente el día a día de los cuatro agentes tutores de Boadilla del Monte. Si alguna vez se les necesita, pueden contactar con ellos en el móvil 629 043 853 (si surge alguna emergencia hay que llamar al 112), o a través del e-mail agentetutor@aytoboadilla.com

 

Teresa Rey Cáceres

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here