Más de 200 artefactos explosivos de la Guerra Civil han sido encontrados en la región

0

Artefactos explosivos

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Desactivación de Explosivos de la Comandancia de Madrid, han logrado, a lo largo del año en curso, en 72 actuaciones diferentes, localizar y desactivar en su caso un total de 275 artefactos explosivos en diferentes puntos de la Comunidad. Destacan los aparecidos en Villanueva del Pardillo, San Martín de la Vega, Boadilla del Monte o Brunete.

Los artefactos localizados, la mayoría pertenecientes a la Guerra Civil, han sido proyectiles de artillería, pero también se han localizado granadas de mortero, e incluso una bomba de aviación.

Por zonas, predominan aquellas donde existió alguna contienda, siendo en ellas donde suelen aparecer los artefactos que requieren la intervención de especialistas destacando Villanueva del Pardillo, San Martín de la Vega, Boadilla del Monte, Brunete, Morata de Tajuña, Pinto, Fuenlabrada, Guadarrama, Villanueva de la Cañada, Arganda del Rey, Carabaña, Majadahonda y Tres Cantos, que han sido los puntos donde se ha detectado una mayor incidencia, pero debiendo resaltar que cualquier punto del terreno puede ser susceptible de albergar algún artefacto.

ExplosivosEl desconocimiento y el coleccionismo lleva a las personas a recoger estos artefactos sin ningún tipo de precaución, lo que acarrea, en ocasiones, accidentes como el que tubo lugar el pasado mes de septiembre, en la localidad de San Martín de la Vega, donde un varón resultó herido de gravedad por la explosión de un bomba de artillería y donde, además, la Guardia Civil localizó y retiró  otros 143 artefactos más.

Recomendaciones si se localiza un artefacto explosivo en medio rural:

–        Notifíquelo a la mayor brevedad a la Guardia Civil, llamando al 062.

–         No manipule el artefacto y evite que otros puedan hacerlo.

–        Evite los excesos de confianza dado el aparente deterioro del material  encontrado.

–        Señalice adecuadamente el lugar (piedras, ramas, etc.), evitando que el artefacto quede cubierto.

–        Evite, y no consienta, el coleccionismo de este tipo de material, dada su peligrosidad latente.

–        Desconfíe de los consejos de personas que supuestamente conocen ese material, por haberlo utilizado en algún momento de su vida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here