Ritual matutino de gimnasia facial, rostro más joven y sin arrugas

0

Y es que estamos exhaustos con el gym y el gam, pero y ¿la cara?, realmente, ¿la prestamos la misma atención que al cuerpo a la hora de prevenir la flacidez?, ¿tenemos un ritual de mantenimiento donde trabajemos esos músculos faciales? Creo que la mayoría sólo pensamos en que somos capaces de cuidarnos solos, solo el cuerpo (valga la redundancia), y para nada. Podemos también hacer ejercicios para prevenir la flacidez y las arrugas faciales. Os recuerdo, la cara es el espejo del alma.

Pues me he propuesto recopilar los mejores ejercicios y los más sencillos, para que cada mañana los realicéis delante del espejo. Vamos a tardar muy poco , y si lo hacéis bien, podréis tener incluso agujetas.

La idea de estos ejercicios es crear un hábito diario para hombre y/ o mujer a partir de los 30 años, lo realice de igual forma y con la misma seriedad que cuando se acude al gimnasio.

Si ejercitamos esos maravillosos 43 músculos de nuestra cara, (aunque no los veas, los músculos faciales existen) aliviaremos tensión, relajamos algunos y potenciamos otros. Además estaremos activando la microcirculación aportando más oxígeno a las capas medias de la piel, lo que se traducirá en breve espacio de tiempo en tenerla más luminosa; y es que acumulamos mucha tensión en la cara y debemos relajarla para liberar el estrés.

La idea de estos ejercicios es crear un hábito diario para hombre y/ o mujer a partir de los 30 años

Hacer ejercicios faciales es equiparable a todas las ventajas que se realizan también con los corporales. Recuerda que la piel debe estar libre de cosméticos, para la realización de los ejercicios.

Empezaremos por preactivar la microcirculación mediante movimientos circulares en el resto, con ambas manos, del centro hacia a fuera (si tienes pre activador cosmético en gel, mejor).

Seguimos por la frente. Bastará con que con cuatro dedos desde el centro; realizar presiones hasta las sienes, así puedes repetirlo 5-10 veces. Presiona sin miedo, pero con energía.

Los ojos. Coloca el dedo índice bajo las cejas, elevándolas, y el pulgar bajo los ojos. Estira e intenta cerrar los ojos. Mantén cinco segundos, descansa y repite cinco veces

Los pómulos, me he quedado con dos. Coloca la base de las manos bajo los pómulos y estira hacia fuera. Mete los labios hacia dentro y mantén cinco segundos. Descansa y repite cinco veces. Coger aire, e ir soltándolo lentamente mientras aprietas tus “mofletes”, repite cinco veces y descanso.

La boca. Dibuja una “o” con la boca, mete los pulgares a los lados y empújalos hacia fuera a la vez que intentas cerrar la boca. Mantén cinco segundos, descansa y repite cinco veces.

El cuello. Cierra los puños y colócalos bajo la barbilla. Empújalos hacia arriba a la vez que estiras el cuello y haces fuerza hacia abajo con la barbilla. Mantén cinco segundos, descansa y repite cinco veces.

Me parecen, además de ser unos de los más eficaces, que son divertidos, y las posiciones son sencillas, espero lo hagáis al menos tres veces por semana, sino es diario.

Rebecca Dennise

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here