Protección Civil de Boadilla realizó 1.872 intervenciones en una media de menos de cuatro minutos cada una

0

proteccion civil boadilla del monteEl número de emergencias atendidas aumentó el pasado año un dos por ciento respecto a 2015, y sin embargo el tiempo de respuesta sigue manteniéndose entre los 3,5 ó 4 minutos desde que se recibe la llamada, hasta que se actúa.

Según ha comunicado el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, estos datos se han dado a conocer en una reunión entre el alcalde de la localidad, Antonio González Terol, y la concejal de Seguridad y Protección Civil, Sara de la Varga, junto a responsables y voluntarios del servicio.

Las intervenciones del Servicio de Emergencias han ido en aumento desde que se creó en 2004, y en el pasado año, casi ascendieron hasta las 1.900, siendo las más frecuentes el transporte por enfermedad, accidentes domésticos, de tráfico o deportivos. En los casos que es necesario, los pacientes son trasladados a los hospitales que le corresponden a Boadilla, ubicados en el Área 6, o a los centro de salud de la localidad.

Los casos atendidos suelen ser derivados por otros servicios, como el SUMMA 112, del que se recibieron 988 casos, o la Policía Local (316). También se producen en los que son los propios ciudadanos quienes contactan directamente con Protección Civil, en concreto en el pasado año, 485 casos fueron alertados por particulares que llamaron al 91 633 03 96.

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil está compuesta por 31 miembros, además de los 13 que ya hay en plantilla. Estas personas realizaron un total de 130 servicios especiales y 2.688 horas, además, su labor va más allá de las intervenciones sanitarias, ya que trabajan de forma preventiva en eventos deportivos y culturales, gracias a su formación en primeros auxilios.

Además, Protección Civil, trabaja en labores de formación, no sólo a los voluntarios, sino a la población en general con el objetivo de dar a conocer el servicio y su utilidad, así como instruir al mayor numero de personas, sobre todo en centros educativos, en tareas de primeros auxilios y modo de actuación ante incendios.

Su cara más solidaria se deja ver en participaciones en campañas de recogida de alimentos o juguetes, o en las visitas que se hicieron a hospitales y centros de ancianos durante las fechas navideñas.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha comunicado que durante 2016 se procedió a la instalación de desfibriladores en edificios públicos, como sistema de cardioprotección. Las personas que deseen acceder a estos elementos, así como a información de los protocolos, reciben formación al respecto. El pasado año se instalaron 10 aparatos nuevos, que se suman a los 7 anteriores, y se instruyó para su uso a 173 trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here