Pollo hervido en pimientos acompañado de cuscús, receta paso a paso

0

En nuestra sección de recetas traemos una propuesta culinaria fácil de hacer y muy saludable que llega de la mano de Concha Bernad del  blog Cocina y Aficiones

Esta receta de origen armenio consiste en introducir la carne en una olla, enterrarla  con las verduras, cubrirla tres cuartas partes con  liquido (caldo, vino, coñac o una mezcla de todos), ponerla al fuego y cuando rompa a hervir taparla herméticamente y meter al horno a fuego lento, 80/100ºC, mínimo dos horas o hasta que esté en su punto. Es mejor hacer este guiso el día antes de comerlo.

El resultado es espectacular, la cebolla desaparece y el resto de las verduras se ha cocinado dejando un caldo y un pollo con un sabor extraordinario.

INGREDIENTES: 4 cuartos de pollo, 2 cebollas, 1 puerro grande, 2 pimientos rojos, 4 pimientos verdes italianos, 1 litro de caldo de pollo, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de manzanilla, 2 cuchara de RAS- AL – HANOUT, el zumo de 1 limón, el zumo de 1 mandarina,  sal, pimienta negra, pimienta blanca en grano.

ELABORACIÓN:

-Cortar la cebolla en brunoisse, el puerro en rodajas finas, los pimientos en tiras.

-Untamos el pollo con un pincel con un poco de aceite de guindilla, una opción para darle gracia. Si no tenemos lo untamos con aceite normal. Le añadimos sal y pimienta  masajeando bien para que penetre y lo dejamos reposar unos minutos.

-Sofreímos la cebolla, cuando empiece a estar trasparente le incorporamos  el puerro, cocinamos cinco minutos y le añadimos el pimiento rojo y el pimiento verde, removemos y cocinamos unos minutos. Retiramos el sofrito de la cacerola, escurriendo bien el aceite y reservamos.

-En el aceite que nos ha quedado ponemos el pollo para que se dore y tome buen color. Cuando todo esté bien doradito añadimos el vino blanco y la manzanilla para desglasar bien la olla y aprovechar todos los sabores que están pegados en la base, los granos de pimienta blanca y las dos cucharadas de Ras – Al -Hanout (una mezcla de especias marroquíes, que venden en cualquier súper, o en las tiendas de productos árabes; compuesto por pimentón, comino, curunca, cardamomo, jengibre, cilantro, pimienta, nuez moscada, canela, guindilla, etc. Lo más sencillo es comprarlo ya elaborado).

-Cubrimos el pollo con caldo y lo tapamos con la cebolla y los pimientos. Cerramos la olla con papel de aluminio y lo enterramos con los pimientos y al horno por lo menos una hora y media a 100 grados.

-Pasado este tiempo, pinchamos el pollo para comprobar si ya está hecho. Corregimos el punto de sal y le añadimos el zumo del limón y el de la mandarina (si no hay mandarina le ponemos naranja). Tapamos con el papel de aluminio y dejamos reposar unas horas.

Lo servimos acompañado de cuscús y del caldo de la cocción.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here