Mari Paz Vega: “el mundo del toro está en un bache y hay que esperar que la política deje de hacer esa publicidad mala”

0
Mari Paz Vega
Mari Paz Vega, torera malagueña.

Boadilladigital entrevista a una de las dos únicas matadoras de toros que hay en España, quien estará en Boadilla del Monte el día 8 de octubre en el festival taurino de las Fiestas de Nuestra Señora del Rosario.

La torera  malagueña Mari Paz Vega tomó la alternativa hace 20 años, pero empezó a dedicarse al mundo taurino con nueve años, por vocación y auténtica pasión por el ruedo. De hecho, lo lleva en la sangre, su familia siempre ha estado vinculada a los astados. Por ello siempre ha contado con su apoyo y eso pese a ser mujer en un ámbito donde, sin duda, predomina el varón.

Su padre, mozo de espadas, la previno: “Siempre me decía lo mismo, que si para un hombre estaba difícil, para una mujer resultaría casi imposible, pero que si era lo que me gustaba que lo intentara, que no me quedara con las ganas”. Y así lo hizo, lo tenía claro y era imposible detenerla así que siguió adelante y hoy día cuenta con una carrera que avala su esfuerzo y profesionalidad. Actualmente es la única torera en activo junto con Conchi Ríos, que tomó la alternativa el año pasado.

En su extensa carrera profesional ¿ha visto alguna evolución respecto a la percepción de la dedicación profesional de las mujeres al mundo del toro?

He visto evolución en la afición, que ya nos ve como algo más normal. Sin embargo, lo que veo difícil todavía es avanzar en el medio taurino, de cara al empresario, y que te ofrezca el mismo trato que a cualquier otro compañero hombre. A los empresarios les cuesta mucho.

Entonces, ¿eso sigue igual?

Prácticamente sí, si no te apoya alguien fuerte como empresario o apoderado, que tenga muchos contactos es muy difícil como mujer que te abran las puertas.

lo que veo difícil todavía es avanzar en el medio taurino, de cara al empresario, y que te ofrezca el mismo trato que a cualquier otro compañero hombre.

En conclusión, ¿la afición le acepta mejor ahora?

Yo en la afición notaba más recelo cuando aún era novillera y había pocas mujeres en activo.

Ver a una mujer joven siempre crea ese morbo y la gente suele pensar a ver qué es lo que esta muchachita puede hacer. Sin embargo, ya son 20 años de carrera y el aficionado te conoce y si te has hecho una trayectoria te ve igual que un hombre. No te percibe como algo raro, sino como una profesional que ha tomado la alternativa como cualquier otro torero. Hoy en día ver a una mujer en el ruedo no es tan raro o “malo”como 20 años atrás, además el aficionado tiene buena memoria.

¿Y los compañeros?

En el tema de los compañeros hoy día también ha avanzado. Yo ahora profesionalmente me siento reconocida por ellos, me tratan todos con mucho respeto. Donde más dificultades sigo viendo como ya he comentado es en la contratación.

¿Es cierto que en Sudamérica admiten más a las toreras?

En Sudamérica la temporada de toros no es tan densa como aquí y para los que nos buscamos camino de otra manera es más fácil. No hay tanta competencia como aquí y no te ponen tantas trabas a la hora de torear.

¿Qué opina del movimiento anti-taurino que hay actualmente?

Yo creo que desgraciadamente al mundo del toro lo han querido liar con la política y es donde nos están perjudicando, sobre todo, esa gente que no entiende lo que es la fiesta taurina para nosotros.

Hay muchas cosas en esta vida que no nos gustan y por eso no hay que eliminarlas o hacerlas desaparecer. No voy y ya está. Pero sí que es verdad que nos han envuelto en un tema político a raíz de lo de Barcelona que querían quitar la Fiesta Nacional y partir de ahí lo anti-taurinos se han ido haciendo fuertes. Creo que hay mucha desinformación, la gente se queda con lo que ve en la tele y hoy en día somos anti-taurinos y anti-todo.

¿Cómo ve el futuro?

Ahora mismo estamos en un bache y hay que esperar que la política deje de hacer esa publicidad mala. Luego están también los medios de comunicación, que cada vez que se acuerdan de la tauromaquia es para decir todo lo malo que hay. Y, claro, hay cosas malas como en cualquier otra profesión, pero tiene otras cosas muy bonitas, que la gente desconoce y no se destacan. Hay mucha gente que vive de esto también, no sólo los toreros… Estamos de bajada, pero no en el punto de desaparecer.

Mari Paz Vega en el ruedo
Mari Paz vega toreando.

Sin embargo, parece que no hay tanta afición entre los jóvenes.

Esto es como todo, es una profesión que vas enseñando y heredando. Si a ti no te gustan los toros no vas a llevar a tus hijos. Ahora, si te gusta el fútbol lo vas a educar para que le guste este deporte hasta que el niño sea capaz de definir realmente sus preferencias.

Nosotros decíamos que era el abuelo el que llevaba a los niños a los toros, esa etapa ya ha desaparecido. La gente está yendo a los toros a los 16-17 años cuando deciden por sí solos; a mis padres no les gusta, pero a mí sí. Yo creo que de momento sí hay afición entre los jóvenes y además se están haciendo cosas para fomentarla.

Para ponerse frente a un toro, hay que estar en forma, eso seguro. ¿Cuál es su rutina de entrenamiento?

Sí, esta es una profesión que te exige una preparación física. Es cierto que tal y como vas avanzando y le vas dedicando años vas cambiando de físico, por la seguridad y técnica que adquieres, pero tienes que estar preparada igualmente para evitar lesiones, una voltereta o mala caída, etc.

Normalmente corro seis o siete kilómetros diarios, a veces más, depende de la preparación que necesite. También voy al gimnasio y hago bicicleta estática, algo de fuerza para mantener el tono muscular pero sin fortalecer demasiado, y mucho entrenamiento de salón con el capote y la muleta, para trabajar movimientos naturales del arte del toro.

La edad te da más seguridad, más técnica pero también más responsabilidad.

Después de tantos años, ¿sigue teniendo miedo frente al astado?

Los años de experiencia te ayudan a controlar ese miedo y que todo sea algo natural. Pero el miedo a la incertidumbre y a lo que pueda pasar siempre existe por muchos años que lleves. Tal vez incluso más todavía al ser más consciente.

Cuando eres más joven tienes esa ilusión y todo es para ti nuevo y muchas veces no eres consciente de las cosas que haces. Con la edad eres consciente de todo, lo que ganas, lo que pierdes… La edad te da más seguridad, más técnica pero también más responsabilidad.

Hace tiempo decía que a los 40 años se iba a retirar seguramente, pero ya has pasado esta edad y sigues. ¿Hasta cuándo piensa ser torera?

Cuando me hicieron esa entrevista probablemente tendría 20 años y los 40 los vería muy lejanos, pero sí que es verdad que siempre he dicho que mientras físicamente me encontrara fuerte e ilusionada y que yo viera que la gente me siguiera respetando, seguiría.

Una de las cosas que tengo claras es que cuando yo vea que no estoy en condiciones para estar delante de un toro y no pueda responder, lo dejaré. Sí, porque no podemos estar a merced de un animal. No sé hasta cuándo, hasta que la fuerza aguante seguiremos, yo creo que poco más.

¿Conoce Boadilla?
La conozco de oídas, pero nunca he estado.

¿Qué espera de su participación en el festival taurino de las fiestas del municipio

Por lo que he oído, es verdad que tiene unas fiestas con mucha popularidad, con una corrida de toros y un festival taurino. La verdad es que tiene un cachecito importante, es de las que te exigen y tienes que estar bien. Además, me han dicho que la afición es muy buena y, bueno, como siempre, esto está en manos de cómo te salgan los toros y de la gracia que tengas ese día.

¿Qué diría a los aficionados para que fueran a verla?

Me hace mucha ilusión estar anunciada en el festival y es importante que vengan a verme. A ver si el año que viene estoy en la corrida de toros, que es lo que más nos gusta a todos los alternantes, pero estoy muy contenta de estar ahí compartiendo, y que, por supuesto, que vengan a acompañarme el día 8 de octubre.

Teresa Rey

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here