La Residencia de Mayores Virgen del Pilar de Boadilla del Monte reabre sus puertas

0

Según los médicos del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, la Residencia Virgen del Pilar de Boadilla del Monte cuenta con la llamada “inmunidad de rebaño” ante la COVID-19.

Esa inmunidad es debido a que la mayoría de las personas que viven en la ella han pasado el coronavirus sin presentar síntoma alguno y, por tanto, la inmensa mayoría de sus residentes gozan de inmunidad, de tal forma que no pueden contagiarlo. Además, llevan dos meses sin que ningún residente presente sintomatología respiratoria alguna. No obstante, el personal de la residencia sigue cumpliendo un riguroso protocolo preventivo, han destacado desde Virgen del Pilar.

Esta residencia fue «pionera» y comenzó a incluir en sus protocolos de trabajo medidas preventivas desde el día dos de marzo, siendo especialmente cuidadosos con la higiene de manos, el uso de mascarillas y limitando las visitas al centro. Además, a finales de dicho mes, todas las instalaciones quedaron desinfectadas por una unidad del Ejército de Tierra.

El pasado siete de mayo, se levantó el confinamiento en las habitaciones y las personas que viven en la residencia pudieron volver a sus rutinas de antes de la pandemia. A partir de ese día, se volvieron a retomar los servicios de terapia ocupacional, fisioterapia, peluquería y podología. También pudieron volver a elegir entre la doble opción de menú en comida y cena, que estuvo suspendida durante el tiempo en que las personas residentes hicieron sus comidas en las habitaciones.

Extenso jardín

Las personas que viven en la residencia Virgen del Pilar están pudiendo disfrutar de los 4.000 metros cuadrados de jardín transitable con los que cuentan las instalaciones, aprovechando el clima primaveral que disfrutamos. O hacer vida en los múltiples salones y zonas de estar.

Como por fin Madrid se encuentra en la fase 2 de la desescalada, los familiares podrán realizar visitas en las residencias cumpliendo con una serie de medidas preventivas y de seguridad. En la Residencia Virgen del Pilar, además de presenciales, pueden ser también mediante un servicio de videollamada que lleva ofreciendo la residencia desde el inicio de la pandemia.

De nuevo, este año este centro volverá a admitir durante la época de verano a personas que vayan a pasar unos días. Bien por vacaciones propias o de sus familiares, o simplemente para realizar algún tipo de estancia rehabilitadora. El único requisito para poder llevar a cabo esta estancia es que la persona que va a entrar a vivir a la residencia se someta a un test serológico, que se realiza en la propia instalación, para saber si la persona ha pasado o no la enfermedad y cuenta o no con anticuerpos. De esta forma se puede realizar su ingreso con garantías de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here