La primera línea de Metro sin conductor llegará a la Comunidad de Madrid en 2029

0

En el nuevo desarrollo urbano Madrid Nuevo Norte, unida a Chamartín, con tres estaciones y un ‘Bus de uso Prioritario’ en el distrito.

La Comunidad de Madrid diseñará y proyectará una nueva línea de metro automática y sin conductor en el nuevo desarrollo urbano Madrid Nuevo Norte. Así lo anunció el pasado miércoles la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Estiman que el proyecto estará en funcionamiento en 2029.

Partirá de la actual estación de Chamartín y contará con tres nuevas estaciones, Centro de Negocios, Fuencarral Sur y Fuencarral Norte. Se extenderá a lo largo de tres kilómetros y abarcará una demanda potencial de 40.000 viajeros diarios.

La redacción del proyecto se ha fijado para el primer trimestre de 2023. Han estimado que su diseño y construcción costará 290 millones de euros, de los cuales Distrito Castellana Norte aportará 141. Formará parte del convenio bilateral firmado ayer por Díaz Ayuso y el presidente del distrito, Álvaro Aresti. En él, llevarán a cabo nuevas infraestructuras de transporte público en la zona norte de la capital.

Metro sin conductor

Esta sería la primera línea automática del Metro de Madrid y “se unirá así a sistemas sin conductor como los de Asia, ahora líder mundial”, ha explicado la presidenta. Por ejemplo, las capitales Singapur o Kuala Lumpur cuentan con 126 y 97 kilómetros, respectivamente. En Europa, Francia es el país con mayor extensión, destacando los de Lille y París (47 y 33 km). También poseen esta tecnología Roma, Milán, Turín, Copenhague, Budapest y Barcelona, esta última con el 25 % de la red.

Respecto a su funcionamiento, cuenta con un centro de control desde el que vigilan los trenes y trayectos. Este sistema “optimizará el tiempo de tráfico, aumentará la velocidad media del sistema, y acortará los intervalos el tiempo de espera en las estaciones”, han indicado.

Desde la Comunidad han añadido que “permiten una mayor capacidad y adaptación total de la oferta a la demanda, mejorando la frecuencia en hora punta y reduciendo al mismo tiempo las posibles incidencias”. Han negado, a su vez, que desciendan los puestos de trabajo, ya que “se fomenta un modelo de organización en el que los operarios requieren un conjunto más amplio de habilidades y mayor polivalencia y flexibilidad”.

Entre los beneficios que han comentado está la bajada de los costes totales de los coches por kilómetro. Supondría un ahorro en el consumo energético y de mantenimiento y una mejora de la circulación y el rendimiento del frenado regenerativo de los trenes.

Otras iniciativas

A su vez, han anunciado la construcción de un nuevo intercambiador en Chamartín asociado a Madrid Nuevo Norte. Tendrá una capacidad estimada potencial de más de 105.000 viajeros al día. Permitirá el intercambio entre los cuatro transportes ferroviarios (alta velocidad, media/larga distancia, cercanías y metro), los autobuses urbanos e interurbanos de 37 dársenas y 400 plazas de aparcamiento. La inversión constará de unos 65 millones, de los que la Junta de Compensación aportará 30.

Por otra parte, pondrán en marcha el ‘Bus de Uso Prioritario’ (BuP). Este es de alta capacidad y tiene preferencia en los semáforos. Circulará a lo largo de todo el desarrollo y conectará con todas las nuevas estaciones. Existirá también un ramal de acceso al sur del barrio de Las Tablas y Sanchinarro. Enlazará con el intercambiador de Plaza de Castilla, el área intermodal de La Paz, el Metro de Chamartín (líneas 10 y 1) y con la red de trenes en Chamartín.

El Gobierno regional ha añadido que el 95% de las parcelas residenciales y oficinas en el desarrollo estarán localizadas “a menos de 10 minutos andando de un modo de transporte público de alta capacidad”. Esto supondría que “el 80% de los desplazamientos dentro del distrito se realizarán en medios sostenibles”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here