La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Madrid por estafar mediante ‘phishing’

0

Formaban parte de una red nacional que engañó a 146 personas. En total hay 13 detenidos en toda España.

La Policía Local ha desarticulado una organización criminal que estafó a 146 víctimas en todo el territorio nacional mediante técnicas de phishing. La cantidad defraudada asciende a 443.600 euros.

La operación se ha desarrollado en varias fases desde 2019 hasta ahora y ha terminado con dos detenidos en la región, y 11 en otros puntos de España (A Coruña, Córdoba, Huelva, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca y Barcelona). Además, han investigado a otras siete, dos de ellas en Madrid.

La operación

Los investigados suplantaban la identidad de una conocida entidad bancaria para obtener las credenciales de sus víctimas, quienes recibían un correo con una alerta de seguridad que afectaba a sus tarjetas y cuentas bancarias, pinchaban sobre el enlace e introducían sus credenciales de banca online para solucionarlo. Redirigían a páginas web falsas controladas por miembros de la organización. Los correos eran modificados y actualizados en función de las variantes del banco afectado.

Posteriormente accedían a la banca online de las víctimas y cambiaban el número de móvil registrado por otro controlado por ellos. Asimismo, podían acceder a los datos bancarios y recibir las Claves de Comercio Electrónico Seguro (CES) necesarias para finalizar operaciones. Realizaban compras por Internet, transferencias o pedían préstamos personales no autorizados. Utilizaban líneas ubicadas en distintos países y comercios electrónicos en países extranjeros, como Francia.

El lucro económico era diseminado a través de cuentas bancarias de las denominadas “mulas de dinero”, captadas en páginas de contactos sentimentales. Estas personas, engañadas por una supuesta pareja sentimental, enviaban dinero a través de empresas money-transfer a Costa de Marfil, lo que permitía burlar los controles.

La Policía Nacional ha añadido que la complejidad de la investigación radica en que se trata de un delito trasfronterizo. Así, las víctimas pertenecen a un país, el comercio online, a uno distinto, y el producto adquirido se entrega en un tercero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here