El PP de Boadilla del Monte, Madrid, Villaviciosa de Odón o Alcorcón rechaza las medidas de Carmena en la A-5

0

No comparten las medidas anunciadas por el Ayuntamiento de Madrid que convertirán la Carretera de Extremadura en una calle.

Representantes del Partido Popular como el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol o el de Alcorcón, David Pérez, la edil de Villaviciosa de Odón, María Ángeles Méndez, así como integrantes populares de Móstoles, Leganés, Fuenlabrada, Arroyomolinos y Getafe se reunieron este martes para analizar las modificaciones que el Consistorio de la capital anunció en la A-5, a la altura de Campamento y Batán y que hará que el límite de velocidad pase a 50 kilómetros por hora, e implantará pasos de peatones y semáforos convirtiendo en calla esa autovía.

Los populares creen que con esas medidas aumentará el nivel de atascos y consiguientemente de contaminación. Además, consideran que perjudicará a los vecinos de sus localidades que quieran llegar a la capital, y recordaron que «la propia alcaldesa Manuela Carmena reconocio que con el proyecto se iba a incrementar en un 350 por ciento los atascos de entrada a Madrid».

El regidor de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, señaló que el proyecto «condiciona la libre circulación de los ciudadanos de los alrededores de la capital, la creación de riqueza de los municipios y, sobre todo, aumenta el colapso por la concentración de esos vehículos en puntos muy concretos de atasco donde, además, se están generando muchas más emisiones».

Los populares proponen como medida alternativa soterrar la salida de esta autovía en la capital y diseñar una gran zona verde como en Madrid Río.

En este asunto hay que recordar que el Ayuntamiento de Alcorcón interpuso una demanda hace dos años contra algunas de las medidas tomadas por el Consistorio de la capital por entender que vulneraban los derechos de los vecinos, una causa que ahora está en manos del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El proyecto de Carmena fue presentado por la propia alcaldesa a finales de mayo. Afectan el tramo comprendido entre los punto kilométricos 3.000 y 8.500, entre Aluche, Campamento y Batán y lo convertirá en una calle con aceras, árboles, carriles bus y bici, pasos peatonales en superficie y menos carriles de circulación de coches con baja ocupación.

El planteamiento es que se implanten durante este 2018 y 2019 y afectarán a más de de 125.000 automóviles que cada día circulan por esa zona.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here