El juego dueño-mascota o mascota-robot, clave en la buena salud de perros y gatos

0

Les ayudará a desarrollarse intelectual y emocionalmente, especialmente importante si perros o gatos pasan mucho tiempo solos.

Ya están en venta algunos robots que hacen de entrenadores mascoteros.

Tenemos una mascota, le alimentamos, le bañamos, le llevamos al veterinario, le paseamos, pero para su salud emocional necesita jugar y estar entretenida. El problema, sobre todo entre semana, es sacar tiempo para dedicar unos minutos al día para compartir esos momentos con nuestro compañero.

Y ¿qué beneficios tiene el juego? Les ayuda a su desarrollo intelectual, a comprender su entorno, ha profundizar en sus habilidades, o a controlar su fuerza. Esto a nivel propio del perro, pero en cuanto a su contexto social, les ayuda a socialibilizarse, ya sea jugando con los humanos como con otros perros y gatos, en ambos casos mejorando la cooperación e inteligencia, y su instinto, en el segundo de ellos.

Asimismo, aprenden el respeto a las normas con personas y al espacio vital en su relación con otros perros o gatos. Igualmente, es especialmente importante es que el juego refuerza el vínculo amo-perro o amo-gato.

Cómo jugar

Los perros juegan sobre todo con la boca y el olfato, por eso huelen y muerden todo, así que los mordiscos son habituales en el juego. No obstante, debemos marcarles límites para la fuerza de los mismos, por eso son importantes los mordedores que utilizan para morder y tirar de ellos, especialmente en cachorros, a los que debemos lanzarles esos utensilios para que nos lo traigan. Simpre deben ser objetos especialmente creados para ellos, no es aconsejable usar cualquier cosa de casa. Si en este punto se vuelven violentos o temperamentales, debemos parar el juego para que aprendan que las reglas las ponemos nosotros. Y siempre tendremos que ganar nosotros en ese tira y afloja para que comprenda que somos más fuertes.

Por su parte, los gatos usan sus patas con las que interactúan con los objetos, de manera que son aconsejables algunos con los que puedan enredarse.

El lugar idóneo para desarrollar los juegos no existe, aunque en el caso de los perros, es mejor que sea un espacio grande para liberar más energía. Asimismo, puede probarse a llevarles a actividades como agility o un canicross, o símplemente llevarlo a correr, algo que a algunas razas concretas les encanta y necesitan especialmente.

Robots

Lamentablemente, no siempre se dispone de tiempo para el juego. En ese caso, podemos pedir a un amigo o un integrante de la familia que juegue con ellos, aunque no siempre será posible.

El avance de las tecnologías ha propiciado que algunas compañías lancen al mercado robots entrenadores. Esta alternativa puede ser una solución temporal si no queda otro remedio y ayuda a combatir la ansiedad que algunas mascotas sufren por la separación de su dueño.

Un ejemplo de este tipo de robots es Varram, que está diseñado para entretener a perros o gatos mediante el juego y la actividad física. El objetivo es contribuir a reducir el sobrepeso, ya que más del 50 por ciento de los perros y el 60% de los gatos lo tienen, y tienen más posibilidades de vivir menos.

El pequeño robot hace que la mascota se mueva gracias a un sistema de recompensa, cuenta con estímulos basados en inteligencia artificial, detector de obstáculos y puede ser controlado a través de una aplicación móvil, lo que hace que el dueño compruebe el nivel de actividad en cualquier momento y en cualquier lugar.

El propietario del perro o gato podrá manejar a Varram con su móvil o personalizar las acciones programándolas según la personalidad nuestros compañeros.

Como hemos comentado, esto es una alternativa que además implica un gasto de unos 150 euros si hay activa alguna oferta, pero lo ideal es el planteamiento de juego amo-perro-gato o perro-perro y gato-gato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here