El Grupo mixto denuncia que la falta de vigilantes en el Parque del río Guadarrama afecta a Boadilla del Monte

0

trabajadora rio guadarramaAnte la decisión de la Consejería de Medioambiente de suprimir la vigilancia de uso público en el Parque Regional del Curso Medio del Rio Guadarrama y el despido de una delegada sindical de CGT por parte de la adjudicataria de la gestión de la zona.

La portavoz del Grupo mixto en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, Bea Martínez Moya, ha denunciado que «a día de hoy el Parque se encuentra sin vigilancia, afectando también esta situación a Boadilla del Monte». Por ello van a pedir «todo tipo de explicaciones» por algo que les parece «intolerable», y solicitan la readmisión de la trabajadora despedida, «ya que se ha producido una clara vulneración de derechos».

Esta situación está provocada por la decisión de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Organización del Territorio de la Comunidad de Madrid de eliminar el uso público, la educación ambiental, los estudios de fauna y la vigilancia, según han denunciado desde el sindicato CGT. «Hace más de un año que no hay personal del Parque haciendo las labores de vigilancia los fines de semana y festivos, pero desde hace dos meses, con la nueva adjudicación de empresa, no hay ningún tipo de vigilancia. Y la actual concesionaria AEMA, despide a nuestra delegada tras hacer una denuncia pública», han afirmado.

Actualmente, la gestión de dicho espacio, situado en la zona oeste de la región y que ocupa una superficie de 22.656 hectáreas es privada, saliendo cada cierto tiempo a concurso su licitación y subrogando al personal que trabaja allí. Desde CGT afirman que su sección Sindical trabaja para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de este servicio, «ya que con cada contratación se aplican nuevos recortes presupuestarios, que están llevando a una situación insostenible a este espacio protegido».

Demanda

En septiembre de 2017 presentaron una demanda en el Juzgado de lo Social, por falta de adecuación de las categorías profesionales contra TRAGSA, anterior concesionaria de una encomienda temporal para este servicio. «Crean otra cuadrilla y tienen a 12 personas con las mismas funciones y nadie haciendo las labores que realizaban antes el equipo de vigilantes,» denuncian desde el sindicato.

El conservador del Parque Regional del Curso Medio del Rio Guadarrama, José María González Alcalde, funcionario de la Comunidad de Madrid, y «responsable de estas modificaciones», según CGT, ha argumentado que este cambio es por motivos presupuestarios y que «ahora el Parque Regional necesita dos cuadrillas y no necesita vigilantes». Sin embargo, desde el sindicato afirman que «ahora, parte de las tareas que hacían los vigilantes, las realiza otra empresa privada subcontratada.»

El pasado 11 de enero, la nueva concesionara, AEMA, ofreció a los trabajadores pasar de “vigilantes” a “jardineros”, cobrando el mismo salario bruto, algo que los que son afiliados a la CGT no aceptaron y recibieron la amenaza de que si no lo hacían «se procederá a un despido procedente en dos días». Ante eso, el sindicato amplió la demanda del mes de septiembre contra esa empresa.

«Una vez más, la inadecuada gestión privada de servicios públicos y la falta de seguimiento por parte de la Administración, hace el Parque esté sin vigilancia desde hace dos meses ya que el equipo de vigilantes está trabajando como jardineros en el vivero del propio Parque y ajardinando un parque urbano del Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio», afirman desde CGT.

El sindicato cree que esto provoca que la zona sea «más vulnerable ante las agresiones ambientales que sufre; vertidos incontrolados de residuos, talas abusivas, circulación de vehículos a motor por zonas no permitidas, vandalismos sobre cartelería, circuitos de ejercicios, etc. captación de agua sin autorización, caza furtiva, construcciones sin licencia, rotura de barreras, molestias a aves en periodo de nidificación, entre otras».

Esa situación ha sido denunciada por la delegada sindical de CGT, quien ha sido despedida el pasado 3 de febrero «en un claro ejercicio de represión sindical», concluyen.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here