El aumento de casos de COVID-19 obliga a Boadilla del Monte a cerrar algunos espacios deportivos

0

Es una de las medidas preventivas que ha puesto en marcha el Consistorio.

La tasa de incidencia de la COVID-19 en Boadilla del Monte sigue al alza: 364,67 casos por cada 100.000 habitantes. Ante el cambio de tendencia de contagios detectado en las últimas dos semanas, el Ayuntamiento ha decidido aumentar las medidas preventivas «con el fin de bajar la incidencia y evitar que las autoridades sanitarias decidan imponer medidas más drásticas».

Según ha anunciado este miércoles, va a cerrar instalaciones deportivas de los parques de Maria Piedad; carretera de Villaviciosa; Gutierrrez Soto; Gregorio Marañón; Las Eras – junto a calle Sigüenza-; Isla de Tarifa; Antonio Herreros; parque lineal Juan Carlos I (pista deportiva y de patinaje) y Juan Pablo II. A estas se suman el skate park Ignacio Echeverría; el campo de fútbol de la zona verde de Montepríncipe; la pista deportiva de la zona verde de Coto de las Encinas; el campo de Pino Centinela y las pistas deportivas de las zonas verdes de Playa de las Américas y Playa de Sabaris.

Además, las bibliotecas y salas de lectura continúan cerradas para el estudio y en el Auditorio, aunque el aforo se podría ampliar al 75 por ciento, se mantendrá en el 50% de público.

A ello se sumará el control especial de aforos en comercios y gimnasios por parte de la Policía Local, «que intensificará las inspecciones en los mismos»; el aumento de desinfecciones en los parques; el cierre de los espacios deportivos de uso libre y el reparto de mascarillas a población vulnerable.

El alcalde de la localidad, Javier Úbeda, ha explicado que el Ayuntamiento pretende frenar pronto el cambio de tendencia detectado con la adopción de nuevas medidas, en el ámbito de su competencia y teniendo en cuenta que el mayor número de positivos en la región se concentra en la franja de edad de entre los 15 y 24 años. «El objetivo es bajar los contagios para que las autoridades sanitarias no tengan que tomar medidas más contundentes que afecten en mayor grado al tejido económico de la localidad y a la vida diaria de los vecinos.

Úbeda ha agradecido a los vecinos que durante varios meses Boadilla haya tenido una muy baja incidencia de COVID-19, «lo que denota la responsabilidad que todos están asumiendo contra la pandemia», pero pide no relajarse ante la cifra de positivos que se está acumulando en estos últimos 14 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here