Día Internacional del Gato: estrés, síntomas y causas

0
‘Socks’. Foto: Barbara Kinney.

Hoy se celebra esta conmemoración por ‘Socks’, un felino de la familia Clinton, y desde la clínica veterinaria Ferofu de Brunete explican algo que muy pocos dueños conocen: que sufren estrés.

Hoy se celebra el Día Internacional del Gato. Cada 20 de febero se conmemora esta fecha en homenaje al fallecimiento de ‘Socks’, que fue miembro de la familia Clinton y habitó la Casa Blanca desde el año 1993 hasta el año 2009 cuando falleció un día como hoy. Fue muy popular en Internet, y el Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales y otras agrupaciones decidieron celebrar esa fecha.

El objetivo de esta conmemoración es homenajear a los gatos, recordar los cuidados que merecen, fomentar la esterilización y su vacunación, así como impulsar la adopción.

Estos animales llevan junto al hombre desde hace más de 10.000 años. En el antiguo Egipto eran muy venerados y su rapto, venta o maltrato podría ser castigado con la muerte.

Se ha hablado mucho de estos felinos; que si son independientes en exceso, egoístas, posesivos, que si tienen poder para detectar presencias, que si son ofensivos, pero lo que muchos desconocen y sí que es cierto es que pueden sufrir estrés.

La clínica veterinaria Ferofu, ubicada en la brunetense calle Doctor Rodríguez de la Fuente, 27, apuntan a que para poder tratar este trastorno, es «fundamental analizar cómo se comporta el animal, el entorno en el que habita, etc». Hay varios síntomas que pueden servir para detectarlo: la agresividad de un animal que no suele serlo; la dilatación de las pupilas; una higiene exagerada; deposiciones fuera de la bandeja; que marque el territorio dentro de la vivienda; que muerda de manera obsesiva algunos objetos, o adopte una postura enroscada, son algunos de ellos.

Los gatos con estrés suelen modificar sus pautas de aseo; puede optar por no bañarse o hacerlo tanto que perjudique su pelaje. Asimismo, puede maullar en exceso. Todo esto conlleva que tenga menos ganas de jugar, o tener trastornos de sueño

Cuando este animal está estresado, se comporta de manera distante y tiene menos ganas de jugar. Dicho trastorno también puede afectar al sueño o la alimentación.

Pero, ¿por qué puede estresarse un felino? Una de las principales causas es el aburrimiento, sobre todo si el animal pasa mucho tiempo solo. La ausencia del dueño puede llevarle a ser agresivo y destructivo.

Si los dueños observan que su gato tiene estos síntomas y no se sobrepone a ellos, lo mejor es acudir a un veterinario que le pueda orientar sobre qué hacer en estos casos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here