Cerca de 200 policías y guardias civiles velarán por la seguridad de las fiestas de Boadilla del Monte

0

A ellos se sumarán personal de Protección Civil y vigilancia privada, en un dispositivo de seguridad que incluye medidas especiales antiterroristas.

La localidad sigue manteniendo la tasa de criminalidad más baja de la Comunidad de Madrid.

Las Fiestas de Boadilla del Monte, que comenzarán el próximo 6 de octubre, contarán con un «amplio» dispositivo de seguridad integrado por los 82 agentes que componen la plantilla de Policía Local, los 80 guardias civiles del puesto boadillense, a los que se sumarán los refuerzos enviados desde otras localidades, casi 50 integrantes de Protección Civil y vigilancia privada, que en momentos de especial aglomeración sumará hasta 30 vigilantes, han indicado desde el Ayuntamiento.

La Junta de Seguridad Local se reunió el pasado viernes para ultimar todos los aspectos relativos a los festejos con el objetivo de evitar incidentes o altercados. Los diferentes cuerpos actuarán de forma «coordinada» prestando atención a distintas zonas y, especialmente, a los eventos con más aglomeración de público. Para ello se han elaborado dos planes específicos: el dispositivo de seguridad, a cargo de Policía y Guardia Civil, y el Plan de Emergencias, coordinado por Protección Civil.

Además de distintos puntos de identificación en varias zonas de acceso a Boadilla y al recinto ferial, habrá especial vigilancia en la carpa y alrededores durante los conciertos, incluidos agentes de paisano. También los encierros contarán con un dispositivo concreto que velará por el cumplimiento de las normas establecidas y por la seguridad tanto de los corredores como del público asistente.

Igualemente habrá vigilancia en las ubicaciones de posible botellón y en la zona joven, especialmente acotada en estas fiestas, que estará ubicada en el aparcamiento del Centro de Empresas.

Ante el nivel de alerta antiterrorista en que se encuentra España, este año se han diseñado medidas específicas para evitar posibles ataques. Los agentes de Policía Local han recibido ya en este sentido formación específica por parte de la Comunidad de Madrid y han mantenido reuniones previas de carácter operativo con Guardia Civil.

Criminalidad

Según datos de la Delegación del Gobierno, el municipio sigue siendo el que tiene la tasa de criminalidad más baja de la región. En concreto 22,4 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, 35,5 puntos por debajo de la media de la comunidad.

Además, el primer semestre del año Boadilla registró un descenso del 33,3 por ciento de los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria. También se bajaron los robos con fuerza en domicilio un 25,5 %.

Sin embargo, la tasa de criminalidad del primer semestre ha subido 1,2 puntos respecto al mismo periodo del año anterior. Este incremento se debe al aumento de los delitos relacionados con el tráfico de drogas, ya que el año pasado no se registró ninguno y este año se han producido tres.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here