Cae la banda que robo un coche con un bebé en su interior

0

Agentes de la Benemérita de Villaviciosa de Odón y de Navalcarnero culminaron la pasada semana una operación conjunta contra una banda de “descuideros”, acusados de ser responsables del robo de un coche donde había un bebé de dos años dentro que posteriormente apareció en Alcorcón.

Las víctimas eran generalmente personas mayores; el gancho era arrojar un manojo de llaves al suelo a aparcamientos o áreas de descanso.

La operación “Llaveros”, culminó la pasada semana y se logró la detención de tres personas por delitos de homicidios en tentativa, robo con violencia, robo con fuerza, tenencia ilícita de armas, hurto, detención ilegal, falsificación documental y pertenencia a grupo criminal.

La investigación se inició el pasado verano, tras detectarse varias denuncias donde se ponía de manifiesto varios robos que eran desarrollados por descuideros y que tenían un nexo en común. Los autores, generalmente dos varones, seleccionaban a sus víctimas, personas mayores, arrojando un manojo de llaves al suelo y acercándose para decirles que se les habían caído. Cuando el conductor del automóvil se interesaba, aprovechaban para sustraerles el vehículo y los objetos de valor que pudieran portar.

El estudio de los hechos permitió conocer que las áreas de investigación de la Guardia Civil de Navalcarnero y de Villaviciosa estaban investigando al mismo grupo, por lo se unieron en las pesquisas.

La metodología que utilizaban los ladrones pasaba primero por visitar y vigilar las distintas áreas de servicio o aparcamientos de grandes de superficies comerciales; allí seleccionaban a sus víctimas, generalmente ancianos, a los que seguían hasta que accedían al vehículo y cuando lo arrancaban, lanzaban un juego de llaves al suelo y llamaban la atención de su víctima. Cuando lograban que bajara, aprovechaban para subirse al coche y huir del lugar.

Niños dentro

Los detenidos también robaban los efectos de valor que hubiera en el interior de vehículos estacionados en aparcamientos, para lo que utilizaban inhibidores para evitar que se cerraran los cierres de los coches. Cuando el propietario se marchaba para realizar sus compras, accedían al interior para robar. Por último, mediante el engaño de tirar las llaves, lograban convencer a la víctima para que ésta las devolviera en el interior del centro comercial, lo que aprovechaban para evitar que cerrara la puerta del coche y llevarse los objetos del interior del automóvil.

A este grupo se le imputa el robo que tuvo lugar el pasado 18 de junio cuando sustrajeron un vehículo con un niño de dos años en su interior; la abuela resultó herida al ser arrastrada varios metros al intentar evitar que se llevaran el automóvil con el menor en el interior. Poco después, el coche era localizado en Alcorcón con el bebe en su interior.

A los detenidos, se les imputa la autoria de 62 delitos “ya acreditados”, pero no descartan su implicación en otros hechos delictivos una vez sean reconocidos por los legítimos propietarios; además de la sustracción de 14 vehículos de los que se han logrado recuperar todos ellos.

En los registros llevados a cabo se han localizado numerosos efectos de joyería, electrónica y accesorios de hombre y mujer, además de 11.620 euros en efectivo; chalecos antibala y munición, pertenecientes a un robo perpetrado en Tordesillas, donde los ya detenidos tras abrir el maletero de un vehículo oficial, le sustrajeron todo los efectos que había en su interior, entre los que se encontraban un revólver y una pistola de 9mm/Pb.

Los autores materiales son dos varones de origen chileno, de 53 y 61 años y una mujer de nacionalidad peruana, de 56 años que recepcionaba las joyas robadas. Tras pasar a disposición judicial, se ha decretado el ingreso en prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here