Boadilla del Monte de nuevo en el punto de mira de los secuestros virtuales

0

Varios vecinos han recibido llamadas en los últimos días en las que aseguran que han secuestrado a un familiar y piden 10.000 euros para liberarlos bajo amenaza de matarlos.

Guardia Civil y Policía Nacional investigan una nueva oleada de los denominados secuestros virtuales. En la localidad boadillense la Benemérita tiene constancia de algunas tras haber recibido al menos dos denuncias de llamadas con número oculto que en otras ocasiones provenían desde Chile, aunque tampoco descartan otros puntos del extranjero e incluso España.

En algunos casos resueltos otras ocasiones son bandas de estafadores que operaban desde cárceles extranjeras que no dudaban en insultar y amenazar a quienes respondían al teléfono para lograr que les hiciesen el pago de los 10.000 euros. Según fuentes policiales, no eligen a las víctimas por algo concreto, sino que lo hacen al azar, eligiendo un número cualquiera del listín de teléfonos de la localidad.

Tanto Guardia Civil como Policía Nacional tiene claro las pautas que hay que seguir en caso de recibir alguna de estas llamadas. Lo más importante es mantener la calma, y si es posible, grabar la conversación y dejar hablar al interlocutor sin facilitar ningún dato ni acceder a pagar el dinero exigido; además, contactar con la Guardia Civil o la Policía Nacional. También recomiendan limitar los datos personales que se difunden en las redes sociales.

El Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Benemérita presentó en 2016 un décálogo para actuar en caso de recibir esas llamadas:

  1. Mucha precaución con llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta.
  2. Una vez atendida una llamada extorsiva mantener en todo momento la calma y serenidad.
  3. Escuchar y dejar hablar a nuestro interlocutor, grabando la conversación si es posible.
  4. No facilitar nunca durante la llamada datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  5. Dejar siempre una línea de telefonía libre para intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a la Guardia Civil, simultáneamente.
  6. Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro.
  7. No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador.
  8. No dudar en cortar la comunicación. Muy posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima.
  9. Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a la Guardia Civil.
  10. Controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas en las que se pregunte por datos personales, estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que se trata de un secuestro real.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here