Boadilla del Monte aumentó en algo más de 5.000 euros el gasto en emergencia social

0

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte destinó en 2017 un importe de 121.793 euros, frente a los 116.360 euros concedidos en el año 2016, lo que supone un incremento del 5 por ciento. 

El Consistorio ha señalado en un comunicado que el pasado año otorgó un total de 319 ayudas de carácter económico dirigidas a personas en riesgo de exclusión social, a las que destinó el importe anteriormente mencionado. No obstante, en el Presupuesto 2017, al igual que en 2016, estaba contemplado una partida de 210.000 euros que no se ha agotado, como consecuencia de «la estabilización en el número de usuarios demandantes y la mejora en el mercado laboral».

Durante 2017, por tipología, el mayor número de ayudas fueron las de vivienda, que representan un 43,95 % del total y cuyo importe ascendió a 53.529, 96 euros. Estas cubren los conceptos de vivienda, fianzas, alquileres y gastos corrientes derivados del mantenimiento y conservación de aquella en las condiciones mínimas de salubridad e higiene.

El segundo lugar lo ocupan las ayudas familiares a las que se ha destinado un presupuesto de 33.327 euros, que representan un 27,36% del porcentaje total del gasto. La finalidad de en este caso es la de apoyar los procesos de integración social y prevención de situaciones de riesgo que afecten a personas o grupos familiares.

Con un importe de 13.640,45 euros (13,78% del gasto) las becas de comedor ocupan el tercer puesto, seguidas de las de escuela Infantil con 10.158 euros (un 8,73%).

Por su parte, 41 menores de 27 familias de Boadilla se beneficiaron en 2017 del Programa de Lucha contra la Exclusión Social y la Pobreza Infantil como parte del convenio que suscriben anualmente la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos de la región. El importe de este convenio ha ascendido a 22.529 euros.

Ordenanza de Emergencia Social 

En 2017 la Corporación Municipal aprobó una modificación en la ordenanza municipal de concesión de ayudas de emergencia social con efecto en 2018 con el fin de flexibilizar el baremo que regula el acceso a las mismas, aprobando una bonificación del 20% para los colectivos más vulnerables.

En concreto, los beneficiarios son los mayores de 75 años con limitaciones para las actividades básicas de la vida diaria; las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%; las personas en situación de dependencia; las familias numerosas de categoría especial; las monoparentales, sin red de apoyo; los parados de largo duración; los mayores de 45 años; y las víctimas de violencia de género.

También se ha creado una ayuda de 250 euros mensuales dirigida a mujeres gestantes de más de 14 semanas de embarazo que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here