Bacalao al ajoarriero, receta paso a paso

0

En nuestra sección de recetas traemos una propuesta culinaria muy castellana para este periodo otoñal que llega de la mano de Concha Bernad del  blog Cocina y Aficiones.

El bacalao al ajoarriero se puede comer solo, con huevo, en tosta, de aperitivo o de plato fuerte.

Es muy importante la selección del bacalao a utilizar, en las tiendas especializadas tienen uno que es especial para este guiso, como lo vamos a cortar en trozos del tamaño de un bocado no tienen que comprar súper tajadas, hay unas migas en trozos grandes que son perfectas y te resultara más económico. También es esencial desalarlo bien, deberán tenerlo a remojo durante 48 horas. Siempre en la nevera y con agua fría y cambiarla cada 8 horas. Otra opción es comprarlo desalado, en el mercado hay opciones estupendas y unas cuantas empresas bacaladeras que lo hacen fenomenal, se ahorra mucho trabajo y no hay que planificar tu guiso con tanto tiempo.

INGREDIENTES para cuatro comensales: 

1 kg. de bacalao, l/c de aceite de oliva, 500 gr. de salsa de tomate, 250 gr. de pimientos del piquillo, 200 gr. de cebolla, 4 dientes de ajo, 2 pimientos verdes, 1 c/s de pasta de choriceros secos, 4 guindilla, ½ c/c de azúcar, perejil y sal.

oooOOOooo

  • c/s: cuchara sopera.
  • c/p: cuchara de postre.
  • c/c: cuchara de café.
  • l/c: la cantidad necesaria.
  • 1 vasos de chupito =  100 ml.
  • AOVE = Aceite de Oliva Virgen Extra.

Picamos en trozos minis los ajos, los pimientos, la cebolla y la guindilla.

Si han elegido bacalao salado deberás ponerlo a remojo  48  horas, guardarlo siempre en frió y cambiado el agua cada 8 horas.

Pasado el tiempo requerido escurrimos y secamos muy bien el bacalao, le quitamos la piel, la cortamos muy pequeña y reservamos y lo desmigamos en trozos del tamaño de un bocado

Vertemos el aceite en una sauté amplia para que nos quepa bien y lo llevamos a ebullición, añadimos los ajos la cebolla y la guindilla, dejamos cinco minutos y añadimos los pimientos hasta que estén tiernos.

Incorporamos la pasta de pimientos choricero, mezclamos bien.

Añadimos el bacalao y las pieles, lo sellamos y cubrimos con el tomate, dejamos cocinar a fuego lento hasta que el bacalao este en su punto, que se separen las lascas.

Probamos para darle el punto de sal.

Dejamos reposar, es mejor de un día para otro.

Para presentarlo lo he acompañado de cebada perlada, le va genial como acompañamiento y convierte mi ajoarriero en plato único, delicioso y nutritivo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here